ENCUENTRO REGIONAL DE FAMILIA VICENTINA

ENCUENTRO REGIONAL DE FAMILIA VICENTINA
EN SANTA ROSA DE CABAL
05 DE ABRIL DE 2014
EN LA ESCUELA LA APOSTÓLICA DE LOS PADRES VICENTINOS.
INFORMA: CORAZÓN DE PAÚL. "SOMOS UN MEDIO DE COMUNICACIÓN VICENTINO"

En el municipio de Santa Rosa de Cabal del departamento de Risaralda, convocados por los padres formadores de la Escuela Apostólica, bien reconocida a nivel de provincia de la Congragación de la misión, se dieron cita los representantes de las 13 ramas vicentinas presentes en este municipio, lastimosamente a este encuentro por motivos académicos no pudieron asistir delegados de los grupos juveniles y de MISEVI, pero aun así la asistencia fue numerosa y dejo entrever la gran acogida que tiene el carisma en esta región.
Bajo la protección de la Milagrosa, custodiada celosamente en la colina del rosario por los vicentinos, se dio inicio al primer encuentro de integración del año, lleno de experiencias y rico en reflexión, no es de más hacer notar que la gran mayoría son laicos y sobre este predomina la presencia femenina sin opacar ni aislar la del hombre.























La actividad inicio con unas intervenciones musicales por parte de los seminaristas que entonaron los más bellos himnos que ensalzan la labor de su beneplácito padre San Vicente. Luego los coordinadores de cada rama o presidentes presentaron su delegación y compartieron brevemente sus actividades apostólicas, cada una llena de caridad y significativo servicio dentro de la comunidad.











La charla estuvo enfocada al tema de la audacia de la caridad, algo realmente actual y sobre todo necesario para el apostolado vicentino,  “Amar a Dios y amar al prójimo en obras concretas” fue la síntesis de este compartir, trabajar por aquellos que necesitan, pero que esto nos cueste el sudor de nuestras frentes, y como nuestro santo Padre Francisco nos lo recuerda, que sea con alegría.





























































Finalmente la integración termino a las 12 de la mañana y renovados todos con nuevas fuerzas para trabajar.