Bienvenidos a Corazón de Paúl- @Corazondepaul- Corazón de Paúl TV - www.corazondepaul.com
Corazón de Paúl es administrado por un seminarista vicentino- Medio de comunicación y de difusión alternativo de la familia vicentina de américa latina---- tus mensajes a corazondepaul@gmail.com

jueves, 10 de diciembre de 2015

CARTA DE ADVIENTO Y NAVIDAD DE CORAZÓN DE PAÚL

Guaranada 10 de diciembre de 2015

A todos nuestros amigos y benefactores:

Un saludo lleno de gozo y alegría en el niño Dios, que llega y nos inunda de esperanza, caridad y fe. Pidiendo de parte del Todopoderoso que derrame sobre cada uno de ustedes y sus familias las más copiosas bendiciones.

Este año ha sido grande para el proyecto de Evangelización en Red, que hemos bautizado como: “Corazón de Paúl”, la puesta en marcha del trabajo no ha sido nada fácil, nos hemos encontrado con muchas dificultades y con pocos recursos financieros, pero aun así el buen Dios y la Santísima Virgen, quienes han inspirado esta obra, la han sabido llevar por buenos cauces.

Nuestro trabajo es una propuesta de evangelización latinoamericana, que brinda una formación y animación espiritual en el carisma Vicentino a través del Internet, mediante distintas redes sociales y página web.

Nos hemos encontrado con el escepticismo, la falta de colaboración y el desconocimiento de nuestra marca. Llevamos cuatro años posesionando el nombre de Corazón de Paúl, para que quede grabado en la mente de todos los vicentinos de lengua española, de modo que al ver el corazón rojo antenado, sientan confianza y encuentren allí un espacio para debatir, conocer y compartir sobre aquello que nos une, nuestro amor por Jesucristo, evangelizador de los pobres.

Dios nos ha bendecido enormemente, actualmente tenemos lo siguiente: 8.000 seguidores en todas las redes sociales, más de 1.000.000 de visitas en nuestro blog, en nuestro canal y en nuestra página web, más de 1.700 publicaciones, un equipo de trabajo internacional de 15 personas entre sacerdotes, laicos y hermanas, cumpliendo así con nuestro objetivo de ser un medio de comunicación abierto a todos los que nos consideramos vicentinos.

La Congregación de la Misión de la Provincia de Colombia, ha determinado lo siguiente para nuestro trabajo virtual: en primer lugar se ha aprobado el proyecto y desde ahora cuenta con el respaldo de la provincia; segundo, seguirá conservando su identidad propia y continuará bajo la dirección del seminarista Andrés Felipe Rojas Saavedra; tercero se asociara a la web de la Provincia y también parte del equipo de trabajo de Corazón de Paúl ayudará en la construcción de la misma; y cuarto se definirá el contenido y las directrices de Corazón de Paúl.

Para el 2016 fortaleceremos el canal de Youtube, crearemos por lo menos un programa en Vivo, terminaremos la página web y nos consolidaremos como un medio de Comunicación actualizado y moderno, continuaremos con las ediciones del Boletín “Corazón de Paúl” que se había suspendido y construiremos la red vicentina más grande de habla hispana, todo esto con la ayuda del Espíritu Santo y de San Vicente que desde el cielo, bendice esta obra.
Este año hemos concluido la plataforma de la Pagina web y hemos agregado contenido como ustedes pueden ver, falta mucho más, pero ya ha sido suficiente por este año, entramos desde el 10 de diciembre en un periodo de misión hasta el 25 de ese mismo mes y luego de vacaciones hasta el cinco de enero del 2016, durante este tiempo no publicaremos ni estaremos atendiendo a nuestro seguidores.

Desde Guaranda, un territorio misionero de la Congregación de la Misión, les deseamos una feliz navidad y un bendecido año 2016. Que nuestra Señora de Belén, San José y el Divino Infante, llenen sus hogares y sus empresas de bendiciones sin fin.

Fraternalmente:

Familia Corazón de Paúl

LOS 10 TOPS PARA TENER EN CUENTA EN LA MISIÓN VICENTINA DE NAVIDAD

Por: Andrés Felipe Rojas Saavedra


Queridos Amigos, seminaristas y misioneros laicos. Se acerca la navidad un momento privilegiado para reconocer que necesitamos volver la vista al pesebre para desnudarnos de las riquezas que nos apartan del Dios humanado, humilde, pobre y sencillo, que nos llama adorarle en la pobreza.

Con el primer día de la novena comienza una cuenta regresiva para llenarnos y desbordar de gozo con el Niñito que nace. Muchos misioneros no sólo vicentinos sino también de otras Congregaciones o Diócesis partirán hacia nuevos rumbos y atracaran en poblaciones sedientas de Dios.

Ahora bien queriendo compartir un poco de experiencia misionera, he tomado un top diez de las recomendaciones básicas para aquellos que viajan por primera vez, y también para aquellos curtidos en misión, lo que se hable de misión nunca sobra.

1.      Prepara tu corazón: es posible hablar de Dios sin tener una experiencia de él, es decir podemos hablar de Dios al estilo fariseo basándonos en pretextos externos y pasajeros, pero aquel que habla desde su propia experiencia de encuentro con Jesús habla con autoridad y llega al corazón.
2.      Conoce la Palabra de Dios: a nosotros nos perdonarán que no conozcamos de medicina, de gastronomía, de zapatería, de cualquier otra cosa, pero si eres un misionero que no conoces la Biblia, eso sí no te lo perdonará la gente.
3.      Prepara varios temas y actividades: en la misión te encontrarás con jóvenes, niños, ancianos y adultos, para cada una de estas etapas de la vida, hay que tener presente algunas actividades para realizar, por ejemplo: ultima cena para los niños, momento penitencial para los adultos, fogata para los jóvenes.
4.      Conoce el lugar: antes que nada, habla con los líderes, con las personas que participaron en años anteriores, toma aquellas cosas realizadas antes y que dieron frutos, pero no olvides ser novedoso, dejar un huella personal, una firma misionera, es decir, la gente siempre va a reconocer al misionero por algo en lo que se destacó, ejemplo: las procesiones del seminarista tal, el santo rosario diario del seminarista aquel.
5.      Conviértete en parte de la familia: La familiaridad y la naturalidad con la que trates a la persona, van a dar la impresión que eres una persona sencilla, sincera y sobre todo abierta. No niegues compartir con ellos la mesa, trata de reunir a la familia, de hacer siempre una oración en el hogar donde estés.
6.      Predica desde la Cultura: es necesario que tengas presentes algunos dichos, frases y palabras propias de la región, que puedas montar tu predicación o tu reflexión desde la vivencia propia de la cultura, aquí hay que tener cuidado recuerda que muchas palabras adquieren un significado diferente de acuerdo al lugar donde te encuentres.
7.      No olvides los pobres: siempre hay que tener en cuenta que aquellos predilectos en la evangelización son los pobres, los enfermos, las personas que por muchas razones no pueden ir a la Iglesia, también recuerda ir en busca de las ovejas perdidas, los que consideramos pecadores necesitan también de Dios.
8.      Ir al pueblo de Dios: la frase de Cristo “se me ha enviado a las ovejas descarriadas de Israel”, aplica también en este top 10, podemos incurrir en discusiones banales sobre la palabra de Dios con personas de otros credos, perder el tiempo discutiendo de asuntos de fe, es quitarle el pan a los Católicos al pueblo al que has sido enviado a predicar. Con aquellos hermanos de otras denominaciones cristianas, puedes predicarles con el testimonio, con el trabajo y con el dialogo fraterno.
9.      Buen humor y prudencia: los chistes son a veces un recurso para captar la atención, para dar ejemplos en nuestras catequesis para hacer sentir a las personas en un espacio agradable y muchas veces despertarlo. Pero hay que tener cuidado debe haber un justo medio, no somos payasos, luego la gente nos puede buscar para un momento de humor y no para la Reflexión de la Palabra de Dios.
10.  Cuidado con los comentarios en contra de los movimientos al margen de la ley: en muchos de los territorios colombianos a donde vamos a ir, nos vamos a encontrar con personas que pertenecen a algún movimiento subversivo, un mal comentario sobre ellos y toda nuestra misión se puede ir al piso. Nosotros no somos predicadores políticos, ni tampoco trabajamos para las fuerzas armadas ni la policía, somos misioneros y trabajamos para Dios y recordemos que Jesús no se metía en litigo político alguno.

Si has leído el top diez te has dado cuenta que no incluí nada superfluo, nada en cuestión de equipajes, ni medicamentos, recuerda Jesús nos dice hay que ser des complicados, no lleves muchas maletas, muchas cosas de las que llevas ni siquiera las vas a desempacar, no te preocupes por lo que vas a comer o donde lo vas a comer, un misionero de verdad aprende a hacerse uno con el pueblo a donde se ha enviado y si ellos viven 365 días en ese lugar, por 10 o 12 días que vayamos a estar no nos va a pasar nada. Recuerda se optimista, si vas con recelos o temores más rápido te pasará lo que temes.


martes, 10 de noviembre de 2015

Novena Bíblica de la Medalla Milagrosa 2015


Novena Bíblica de la Medalla Milagrosa 2015

autor: Andrés Felipe Rojas Saavedra


ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

¡Oh Dios! que en tu inmensa bondad has revelado a los hombres tu amor por medio de Tu Hijo, enviado en la plenitud de los tiempos para predicar el Reino de misericordia y bondad, que tú nos has prometido; permítenos a nosotros, que desde nuestra debilidad podamos ser cada vez más tus hijos amados.
Te pedimos que las personas que oramos con fe esta novena en honor a la Virgen Milagrosa, podamos anunciar con alegría el Evangelio de tu Hijo y así alcanzar los favores prometidos por tu Madre a Santa Catalina Labouré.

Acto de consagración personal:
Señor nos encontramos en tu presencia para ser instrumentos de tu bondad, con los más pobres, que a ejemplo de San Vicente de Paúl podamos ver en cada pobre el esplendor del rostro de Cristo, danos un corazón abierto a Tu gracia para que podamos vivir en humildad, en sencillez y pobreza.
Padrenuestro, Gloria



Virgen Bendita y Gloriosa, somos tus hijos y nos consagramos por entero a tu Corazón Inmaculado, acoge buena madre las súplicas que nacen desde lo más hondo del corazón, para que seas nuestra guía y nuestro amparo. Que bajo tu protección e iluminados por el Espíritu Santo hallemos paz “no como nos la ofrece el mundo” y encontremos “la verdad, el camino y la vida” para saber en lo que debemos creer, seguir y vivir.

Mira Madre nuestro hogar, que a pesar de las dificultades encontremos refugio en tu compañía y cuando estemos felices que nunca se acabe el vino de nuestra alegría. Que nunca en nuestro hogar haya discordia para ser reflejos de tu hogar nazareno. Limpia, te rogamos,  los corazones de quienes oramos con fe esta novena, preparándonos espiritualmente para recordar tu legado de amor que se difunde por todo el mundo a través de tu santa medalla.

Acto de consagración personal, para orarlo en silencio:

Virgen María te amo y te recibo hoy en mi corazón.
Haz que como tú guardemos el evangelio de tu hijo en nuestros corazones y sepamos ser prudentes con nuestros comentarios, amables en nuestro trato,  serviciales y atentos a las necesidades de nuestro prójimo. No dejes madre que nos apartemos del camino hacia tu hijo y que nos mantengamos en vela para encontrarnos con Cristo en el banquete celestial. Amén.
- Oh María sin pecado concebida
- Rogad por nosotros que recurrimos a vos
Dios te salve María….


Madre Milagrosa, para ti hoy nuestra alegría, tú que por ser sencilla te coronaron de Rosas.
Oh María sin pecado concebida, ruega por nosotros que acudimos a ti.

En mil ochocientos treinta,
En Francia Calle del Bac,
A una pobre novicia,
La virgen santa se apareció.

En vísperas de San Vicente
En una noche de julio
La Madre dejo su trono
y a la tierra descendió

Siendo la media noche
Un Ángel se apareció
Para darle un anuncio
De parte de la Madre De Dios.

Las luces se iban prendiendo
Las puertas se iban abriendo
Y al llegar a la capilla
La hermana ansiosa la esperó.

La voz del cielo anunciaba
Que la madre llegó
La sede sacerdotal
Con humildad ella ocupó.

La hermana Catalina
Sus  manos colocó
En las piernas  de la Madre
La cual tarea le encomendó.

En una mañana de Noviembre
los sentidos no lo percibieron
pero un corazón atento
Nuevamente a la madre observó

Las insignias de la medalla
Que Catalina vio
Se ha convertido
En fuente de milagro y amor.

Haz acuñar una medalla
La virgen le pidió
para ser portada por los fieles
con gran devoción

Madre Santa tu gran Medalla
Es emblema de tu amor
Hoy nosotros  la portamos
En señal de devoción.


Día Primero

El mundo nos ofrece alegría, Dios nos ofrece vida eterna

Símbolo: Tener presente el siguiente símbolo para colocar en un lugar visible: Dos óvalos de icopor o cartulina que serán la base de la Medalla Milagrosa

Lectura del Texto Bíblico: Génesis 3, 14-15:
Entonces Yahveh Dios dijo a la serpiente: «Por haber hecho esto, maldita seas entre todas las bestias y entre todos los animales del campo. Sobre tu  vientre caminarás, y polvo comerás todos los días de tu vida.  Enemistad pondré entre ti y la mujer, y entre tu linaje y su linaje: él te pisará la cabeza mientras acechas tú su calcañar.»
Palabra de Dios.

Reflexión: Hermanos desde el comienzo de la creación existe un enemistad entre el hombre y el maligno, el pecado nos aparta de Dios, nos conduce hacia una muerte lenta pero segura, Dios por el contrario nos llama para una vida eterna, que no conoce el ocaso. El pecado no ha ganado la batalla, fue vencido por la entrega de amor sublime de Cristo en la Cruz. María es aquella mujer anunciada desde el comienzo de la creación, vientre purísimo en el que Dios fijo su mirada antes de que existiera, por eso reconocemos que María es mujer inmaculada, que con su sí, ha pisado la cabeza de satanás y ha dado fin a una lucha que lleva a los hijos de Dios a la desobediencia.

Explicación del Signo: la Virgen María quiso que su medalla fuera portada en el pecho de los que la llevarán con fe, en estas dos caras de la medalla esta contenido un micro evangelio cargado de significados y en estos óvalos se contiene el misterio de la salvación.

Actividad: Vamos a llevar a la novena diferentes recortes de revistas o periódicos que contengan noticias buenas y malas de la realidad del país, invitamos a los participantes aportar sobre la realidad social, política y religiosa del lugar donde vivimos. Tratamos de responder a la pregunta ¿Quién gobierna nuestro mundo?

Día Segundo
María, mujer sin mancha.

Símbolo: A uno de los dos óvalos que hemos traído del día anterior vamos a poner  la Jaculatoria: “Oh María sin pecado concebida, rogad por nosotros que recurrimos a vos”

Lectura del Texto Bíblico: Lucas 1, 26-33
Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret,  a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. Y entrando, le dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.» Ella se conturbó por estas palabras, y discurría qué significaría aquel saludo. El ángel le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús.  El será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin.»
Palabra del Señor.

Reflexión: “¡Su Reino no tendrá fin!”, su reino se prolonga en nosotros, herederos del Reino, Hermanos hoy la Santísima Virgen María nos invita a creer, como cree ella, en las promesas de Dios, ella la primera creyente, ha formado en su corazón  el modelo de virtudes de todo crisitiano.
María es la llena de gracia, cómo ella no existe otra mujer en todo el mundo, ella fue prefigurada por los profetas, anunciada por Isaías, cuando inspirado por Dios, escribió “Una Virgen dará a Luz un Hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel (DIOS CON NOSOTROS)”  El cuerpo de María fue preservado de toda mancha de pecado original por los méritos de Cristo y por voluntad de Dios, que todo lo que quiere lo hace, pues para Dios no hay nada imposible.

Explicación del Signo: La Jaculatoria, es la oración que la Santísima Virgen María le enseño a Santa Catalina Labouré, en ella se contiene el misterio de la inmaculada concepción, dogma de la Iglesia Católica que para 1830, aún no se había aprobado. Más tarde el Papa Pio IX, en la bula “Ineffabilis Deus” proclamaría oficialmente la Inmaculada Concepción de la Virgen María el 8 de diciembre de 1854.

Actividad: A modo de conversatorio ¿Cuáles son las virtudes de una Madre? Y ¿qué virtudes encontramos en la santísima Virgen María que nos enseña el Evangelio?

Día Tercero
La Virgen primera discípula y arca de la Nueva Alianza



Símbolo: Al Ovalo que le pusimos la Jaculatoria el día de hoy en el centro le vamos a colocar la imagen de la Virgen María (sin la culebra, sin el mundo y sin los rayos)

Lectura del Texto Bíblico: Apocalipsis 12, 1-2
Una gran señal apareció en el cielo: una Mujer, vestida del sol, con la luna bajo sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza; está encinta, y grita con los dolores del parto y con el tormento de dar a luz.
Palabra del Señor.

Reflexión: Dios nos ha dado una gran señal en el Cielo, María, la primera discípula, la primera creyente del nuevo testamento,  evangelizadora de todos los tiempos, ya que por fe creemos que ella sigue viniendo a este mundo a dar misión  a sus escogidos, y podemos tener la certeza de que ella misma bajo de los cielos a la Rue de Bac a entregar la Medalla Milagrosa a Catalina, y podemos decir que es un prodigio celestial, que ha llegado a nuestro días, cómo lo dijo en 1832 el obispo de Queleen, cuando autorizó la acuñación de la medalla: “Que se difunda la Medalla, y se conocerá el árbol por sus frutos”. Decimos que María es arca de la nueva Alianza porque en ella estuvo Cristo, la palabra hecha carne, la síntesis de la ley y los profetas, el Dios nuestro, nuestro salvador.

Explicación del Signo: María en la Medalla Milagrosa se presenta con los brazos abiertos, acoge a sus hijos, ella también representa a la Iglesia, que es esposa fiel de Cristo, en el Apocalipsis se nos presenta una mujer vestida de sol que sufre con dolores de parto, esto quiere decir que la Iglesia sufre, como sufrió María, dolores de parto, al anunciar a Cristo en medio de las persecuciones de satanás.

Actividad: en el suelo vamos a hacer un collage con imágenes de la Virgen, bajo cualquier advocación (cada participante anticipadamente traerá alguna que tenga en su casa) a modo de conversatorio: ¿Conoces la historia de alguna de las advocaciones? ¿Qué conoces de la Milagrosa?

Día Cuarto
Cristo ha vencido el poder del maligno

Símbolo: debajo de la Imagen De La Virgen que colocamos ayer vamos a poner la serpiente y el mundo.

Lectura del Texto Bíblico: Apocalipsis 12, 3-5
Y apareció otra señal en el cielo: un gran Dragón rojo, con siete cabezas y diez cuernos, y sobre sus cabezas siete diademas. Su cola arrastra la tercera parte de = las estrellas del cielo y las precipitó sobre la tierra. El Dragón se detuvo delante de la Mujer que iba a dar a luz, para devorar a su Hijo en cuanto lo diera a luz. La mujer dio a luz un  Hijo varón, el que ha de  regir a todas las naciones con cetro de hierro; = y su hijo fue arrebatado hasta Dios y hasta  su trono.
Palabra de Dios.

Reflexión: El libro del Apocalipsis nos recuerda que “fue precipitado el acusador de nuestros hermanos, el que nos acusaba ante Dios día y noche” (Apocalipsis 11, 12) por el Cordero degollado. El ser humano no puede seguir poniendo su corazón en aquel que perdió pelea, es decir en el Demonio y todas sus seducciones, apostemos a vivir una vida llena de fe y alegría en aquel que ganó, triunfó, resucitó y venció con su sangre el poder oscuro que gobernaba en el mundo. Pero Juan en el capítulo uno, nos recuerda que vino la luz al mundo y muchos prefirieron las tinieblas, por eso hoy através de María quién también venció el pecado, no por sus propias virtudes, sino porque creyó en Dios y en su propio Hijo, porque se hizo discípula, podamos nosotros caminar en la luz y vencer las tentaciones de este mundo.

Explicación del Signo: La serpiente representa el enemigo antiguo, que tentó a Eva y causo la expulsión de los primeros habitantes del paraíso, es decir quién los alejo de la gracia de Dios. La promesa en medio del castigo, era que una mujer pisaría la cabeza de la serpiente. Y un antiguo sermón nos recuerda “que por la desobediencia de Eva se cerraron las puertas del paraíso y por la fe de María se abrieron de nuevo”

Actividad: a modo de conversatorio ¿Cómo podemos reconocer que en nuestro mundo actual, satanás sigue conquistando almas de Dios, para alejarlas de la Gracia Divina?

Día Quinto
“Estos Rayos que ves son las gracias que quiero derramar sobre vosotros”



Símbolo: le ponemos los rayos en las manos a la imagen de la Virgen.

Lectura del Texto Bíblico: Juan 2, 1-11
Tres días después se celebraba una boda en Caná de Galilea y estaba allí la madre de Jesús. Fue invitado también a la boda Jesús con sus discípulos. Y, como faltara vino, porque se había acabado el vino de la boda, le dice a Jesús su madre: «No tienen vino.» Jesús le responde: «¿Qué tengo yo contigo, mujer? Todavía no ha llegado mi hora.» Dice su madre a los sirvientes: «Haced lo que él os diga.» Había allí seis tinajas de piedra, puestas para las purificaciones de los judíos, de dos o tres medidas cada una. Les dice Jesús: «Llenad las tinajas de agua.» Y las llenaron hasta arriba.  «Sacadlo ahora, les dice, y llevadlo al maestresala.» Ellos lo llevaron. Cuando el maestresala probó el agua convertida en vino, como ignoraba de dónde era (los sirvientes, los que habían sacado el agua, sí que lo sabían), llama el maestresala al novio y le dice: «Todos sirven primero el vino bueno y cuando ya están bebidos, el inferior. Pero tú has guardado el vino bueno hasta ahora.» Así, en Caná de Galilea, dio Jesús comienzo a sus señales. Y manifestó su gloria, y creyeron en él sus discípulos.
Palabra del Señor.

Reflexión: La primera manifestación de Jesús en público, fue por pedido de la Santísima Virgen María, ella acude a su Hijo porque bien sabía, que Él era la solución para esta situación penosa de ese matrimonio en Caná. Hoy nosotros somos esa familia, a la que se le ha acabado el vino, es decir, que ha perdido el horizonte, la alegría, el amor, porque sin vino no hay fiesta, sin Cristo no hay vida. María nos enseña la insistencia en la oración, ser presurosos y atentos a las necesidades de nuestro prójimo, ella no se quedó indiferente ante esta situación por el contrario, busco la solución más sensata, Cristo. Ella actualmente intercede por sus hijos, se manifiesta a la humanidad y sirve como intercesora y abogada de los hombres y mujeres ante Dios.

Explicación del Signo: Los Rayos, significan las Gracias que la Santísima Virgen María quiere derramar sobre todos sus hijos que acuden a ella con fe y devoción. Ella misma le ha dicho a Catalina que de sus manos se desprenden unos rayos que no dan luz, estos representan los favores que ella desea dar a sus hijos, pero que sus hijos no se los piden.

Actividad: a modo de conversatorio dos o tres personas que nos cuenten un testimonio de vida, de conversión o simplemente un hecho en sus vidas donde allá reconocido la intercesión de la Santísima Virgen María.  

Día Sexto
“La Iglesia de Cristo”

Símbolo: en el otro ovalo vamos a colocar las Doce Estrellas.

Lectura del Texto Bíblico: Marcos 3, 13-19
Subió al monte y llamó a los que él quiso; y vinieron donde él. Instituyó Doce, para que estuvieran con él, y para enviarlos a predicar con poder de expulsar los demonios. Instituyó a los Doce y puso a Simón el nombre de Pedro; a Santiago el de Zebedeo y a Juan, el hermano de Santiago, a quienes puso por nombre Boanerges, es decir, hijos del trueno; a Andrés, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago el de Alfeo, Tadeo, Simón el Cananeo  y Judas Iscariote, el mismo que le entregó.
Palabra del Señor.

Reflexión: Los Apóstoles fueron los encargados de propagar por el Mundo el mensaje de Jesucristo, la Iglesia que germino por la sangre de Cristo, se extendió por el mundo a través del testimonio y del martirio de estos doce hombres de profesiones humildes. María es la reina de Los Apóstoles, con ella la Iglesia primitiva permaneció en vela esperando la promesa del Espíritu Santo, alentó a los seguidores de su hijo a permanecer firmes en la fe, así como ella permaneció firme en el calvario. Ella que presidió el cenáculo en el día de pentecostés, alienta a la Iglesia a seguir orando para pedir un nuevo pentecostés, que nos haga salir de nosotros mismos, e ir a encontrarnos con los pobres, con los que sufren, con los hombres y mujeres de nuestros tiempos que aún no se les ha anunciado el Reino de Dios.

Explicación del Signo: Las doce estrellas que están en el reverso de la Medalla Milagrosa, representan a la Iglesia Católica, que fue fundada sobre doce columnas, es decir sobre los doce apóstoles que también representan las nuevas tribus de Israel (12 también).   

Actividad: Tener en un lugar visible la foto del Papa Francisco, del obispo de nuestra Diócesis y de los sacerdotes de nuestra parroquia.  A través de este signo reconozcámonos Iglesia escogida por Dios que camina en busca de la Salvación.

Día Séptimo
El que quiera seguirme, que tome su cruz y me siga

Símbolo: en el Centro de las Estrellas colocamos la Cruz.

Lectura del Texto Bíblico: Juan 19, 25-27
Junto a la cruz de Jesús estaban su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Clopás, y María Magdalena. Jesús, viendo a su madre y junto a ella al discípulo a quien amaba, dice a su madre: «Mujer, ahí tienes a tu hijo.» Luego dice al discípulo: «Ahí tienes a tu madre.» Y desde aquella hora el discípulo la acogió en su casa.
Palabra del Señor.

Reflexión: Ante la desolación y la dispersión de los discípulos por el escándalo de la Cruz, la Palabra de Dios, nos dice que sólo había cuatro mujeres y un apóstol. El mismo Cristo que era aclamado por muchos, que no podía transitar por las calles por el gentío que acudía a él, estaba elevado sobre la tierra siendo contemplado y escuchado por unas pocas personas. Cristo en la cruz dejo su testamento, de su costado abierto nació la Iglesia, así como del costado abierto de Adán fue creada su esposa Eva; y viendo a la Virgen, la dio como Madre a toda su Iglesia, es necesario ser discípulos amados para acoger a María en nuestras casas, con ella en nuestro hogares seremos más felices, estaremos completos, porque ella nos enseña que hay que permanecer de pié ante las dificultades, porque nunca puede haber resurrección sin pasar por el tormentoso recuerdo del Getsemaní.

Explicación del Signo: La Cruz esta sobre la M en la Medalla Milagrosa tiene un doble sentido teológico, el primero nos recuerda que Cristo en la Cruz nos dejó a la Virgen María como nuestra Madre y el segundo que por María nos vino Cristo el salvador del mundo. La Cruz es el estandarte de victoria con ella Cristo venció la muerte y nos dio vida eterna.    

Actividad: En una hoja en blanco cada participante apuntara las cosas que atormentan su vida de fe, doblara la hoja y la entregará al coordinador de la novena, con cada uno de los papeles se hará una cruz, que nos recordará que todos esos padecimientos se unen constantemente al dolor de Cristo en la cruz.  Luego se pueden quemar.

Día Octavo
“María nuestra madre, ejemplo de obediencia”


Símbolo: debajo de la Cruz que pusimos ayer, ponemos la M

Lectura del Texto Bíblico: Lucas 1, 39-45
En aquellos días, se levantó María y se fue con prontitud a la región montañosa, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Y sucedió que, en cuanto oyó Isabel el saludo de María, saltó de gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena de Espíritu Santo; y exclamando con gran voz, dijo: «Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno; y ¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí? Porque, apenas llegó a mis oídos la voz de tu saludo, saltó de gozo el niño en mi seno. ¡Feliz la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor!»
Palabra del Señor.

Reflexión: Con las palabras de Isabel inspirada por el Espíritu Santo, se concluye la oración del “Dios te salve”, Isabel se siente llena de alegría y gozo por que recibe la visita de Jesús en el vientre de María, pero ella reconoce además que María es bendecida por encima de todas las creaturas, que está llena del Espíritu Santo, pues con la encarnación se realizó el primer pentecostés.
Encontramos a María presurosa, una vez recibe el anuncio del ángel sale atender a su prima, sabiendo que ella era anciana y un parto a su edad no era nada fácil, le sirvió y la atendió todo el tiempo hasta su parto, podemos agregar con seguridad que María recibió a Juan el Bautista en sus manos, atendió en sus primeras horas de vida al precursor de su Hijo; Junto con Isabel podemos clamar la presencia de la Virgen en medio de nuestras dificultades, para decir con ella ¿Quiénes somos nosotros para que venga a nuestros hogares?

Explicación del Signo: La M es la primera letra del nombre de María,  María significa: la vidente, la estrella de mar, la elegida, la Señora.

Actividad: Se puede hacer un dramatizado del texto Bíblico,  o sí se prefiere pueden invitar a los participantes a escribir su propio Magníficat (La oración compuesta por la Santísima Virgen que exclamo después del saludo de Santa Isabel)

Día Noveno
“Dos corazones entregados por la Humanidad”

Símbolo: debajo de la Cruz y la M, ponemos los dos corazones, uno traspasado por una espada, otro coronado de Espinas.

Lectura del Texto Bíblico: Lucas 2, 34-35
Simeón les bendijo y dijo a María, su madre: «Este está puesto para caída y elevación de muchos en Israel, y para ser señal de contradicción -¡y a ti misma una espada te atravesará el alma! - a fin de que queden al descubierto las intenciones de muchos corazones»
Palabra del Señor.

Reflexión: El Corazón de Nuestra Madre, esta traspasado por una espada de dolor, su Hijo es signo de contradicción en medio de nuestro mundo, que desea vivir sin Dios. Dos corazones que se amaron entre sí, se entregaron mutuamente por la salvación de la humanidad, ambos unidos y traspasados. Dos corazones triunfantes que levantan al pobre y dignifican al hombre y la mujer de hoy, que ocupan el centro de la espiritualidad, que bombean sangre y purifican a la Iglesia.

Explicación del Signo: El corazón coronado de espinas es el de Jesús, y el corazón atravesado por una espada es el Corazón de María. Dos corazones que experimentaron el martirio y la indiferencia de los hombres y mujeres.  

Actividad: ¡Terminamos la Medalla Milagrosa! Ahora invitamos a todos los participantes a dar una reflexión final, sobre las enseñanzas que recibieron a los largo de estos nueve días. Concluimos la novena con un ágape fraterno.



Dios Padre creador, que con gran amor has hecho al hombre a tu imagen y semejanza, que olvidando los actos de infidelidad has permanecido fiel y muestras constantemente tu amor misericordioso. Tú que te  fijaste en tu jardín y separaste a María como la mejor flor de entre las mujeres, haz que quienes contemplemos a la Madre de tu Hijo, logremos imitar como ellas las virtudes de pobreza, sencillez y humildad.
Oh Divino Maestro, que “tanto amaste a los pobres que quisiste hacerte pobre también” y al venir nos enseñas el camino correcto, haz que cuantos suplicamos con fe a la bienaventurada Virgen María, tu santísima Madre, logremos por su intercesión alcanzar las promesas de las bienaventuranzas que tú predicaste, y ella mejor que nadie las practicó.

Espíritu Santo aliento vivo de la Iglesia, que envolviste a la Virgen Madre en los poderosos dones  de tus Gracia, haz que siendo fieles a la palabra dada a los apóstoles permanezcamos unidos a “un solo rebaño y a un sólo pastor”, para ser como María signo de unidad y servicio para los más pobres.
 Oh Gloriosa Virgen María bajo la advocación de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, haz que cuantos oramos con fe esta novena imitemos siempre tu virtudes y podamos algún día unirnos en tu alabanza a la Divina e Indivisible trinidad y cantar junto con los ángeles celestes: “Santo, Santo, Santo es Nuestro Dios”. Amén

LETANÍAS A LA VIRGEN MILAGROSA, PIDIENDO POR LA FAMILIA VICENTINA

Dios, Padre celestial, ten piedad de nosotros.
Dios, Hijo, Redentor del mundo, ten piedad de nosotros
Dios, Espíritu Santo, ten piedad de nosotros
Santísima Trinidad, un solo Dios, ten piedad de nosotros
Santa María, ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios
.
María, Mujer sin Mancha.
María, Princesa Inmaculada.
María, Reina de las Misiones.
María, Promotora de la Caridad.
María, Mujer pobre, sencilla y humilde.
María, Virgen Poderosa.
María, Mujer del Apocalipsis.
María, Nueva Eva.
María, Madre Milagrosa.
María, Madre de todos en particular.
María, Intercesora de todas las Gracias.
María, madre de los rayos.
María, autora de la Medalla Milagrosa.
María, Madre de Santa Catalina Labouré.
María, Madre de las Hijas de La Caridad.
María, Madre de la Congregación de La Misión.
María, Fundadora de las Juventudes Marianas Vicentinas.
María, Patrona de la Asociación de la Medalla Milagrosa.
María, Ejemplo de la Sociedad de San Vicente de Paul.
María, protectora de la Asociación Internacional de Caridad.
María, Patrona de toda la Familia Vicentina.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios. Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

ORACIÓN.    
Te rogamos nos concedas, Señor Dios nuestro, gozar de continua salud de alma y cuerpo, y por la gloriosa intercesión de la bienaventurada siempre Virgen María, vernos libres de las tristezas de la vida presente y disfrutar de las alegrías eternas. Por Cristo nuestro Señor. Amén.





viernes, 2 de octubre de 2015

MENSAJE ANIMADO DEL PAPA FRANCISCO SOBRE LA MISERICORDIA VULTUS AÑO DE ...







viernes, 25 de septiembre de 2015

CARTA CON MOTIVO DE LA FIESTA DE SAN VICENTE DE PAÚL

Guaranda, 25 de septiembre de 2015


CARTA CON MOTIVO DE LA FIESTA DE 

SAN VICENTE DE PAÚL

 DE CORAZÓN DE PAÚL





Saludo fraterno en Cristo Jesús, Evangelizador y promotor de los pobres:

A toda la Familia Vicentina del mundo, a todos nuestros amigos y seguidores de Corazón de Paúl, los saludos desde estas tierras misioneras donde me encuentro viviendo y realizando mi apostolado misionero.

Me ha motivado escribir esta carta, el profundo amor que tengo al carisma Vicentino; y muchos de nosotros podemos sentirnos alegres porque en pocos días festejaremos esta gran fiesta vicentina, donde recordamos al padre y el inspirador de toda esta revolución de caridad que se gesta actualmente en nuestra Iglesia, donde son protagonistas nuestros maestros, los pobres.

Con el ejemplo del Papa Francisco, la Iglesia se hace cada vez más cercana al propósito de Cristo con su rebaño, que todos lleguen al amor universal, recíproco, altruista, etc. Pero también se hace más vicentina, donde Cristo en los pobres, recupera el centro de nuestro apostolado, de nuestra Iglesia y de nuestras vidas; y su santidad Francisco nos llama también a recordar que la Iglesia tiene una función misionera, propósito fiel encomendado por su Divino Fundador, por ello el Papa nos ha dicho que debemos “estar en salida”, “ir a las periferias”, para que nadie se prive de la luz del Evangelio.

Corazón de Paúl quiere llevar también a sus hogares y a sus corazones, un mensaje, el mensaje de Jesucristo, por ello nos esforzamos a diario por transmitir un mensaje alentador y esperanzador para aquellos que nos consideramos vicentinos. La dirección de esta obra, no ha sido nada fácil desde el lugar donde me encuentro, la difícil comunicación y la falta de acceso a una buena conexión a Internet ha atrasado el trabajo que se lleva adelantando en las diferentes plataformas donde se encuentra la marca de Corazón de Paúl.

Me encuentro en Guaranda un municipio del departamento de Sucre, en camino hacia el progreso y la paz, como centenares de los pueblos colombianos, presenta en algunas de sus instituciones un abandono por parte del Estado. Y ahora que se acercan las elecciones, nosotros como cristianos católicos, no podemos permanecer al margen de las decisiones políticas que afectan a la población civil, que atendemos con amor y empeño, el llamado es a ser responsables con nuestro voto, recordemos que de ello depende el futuro de nuestros pueblos, y que la caridad que nosotros hacemos muchas veces, a los agentes políticos les corresponde por Justicia.

Que esta fiesta de San Vicente de Paúl, nos anime a todos a trabajar y crear lazos de unidad y amor con los más necesitados. Que la Santísima Virgen María bendiga nuestros proyectos y nuestras familias.

Con gran alegría en Cristo Jesús.



Seminarista Vicentino



lunes, 31 de agosto de 2015

ORACIÓN DE SAN JUAN GABRIEL PERBOYRE A JESÚS OH MI SALVADOR DIVINO…

ORACIÓN DE SAN JUAN GABRIEL PERBOYRE A JESÚS
OH MI SALVADOR DIVINO…





Marlio Nasayó Liévano, c.m.

INTRODUCCION:

San Juan Gabriel Perboyre (1802 – 1840), fue el primer misionero de la Congregación de la Misión que subió a los altares (1889). Ya en vida su figura era conocida tanto en el ámbito de la F. V. como en ciertos ambientes misioneros, llegando desde China su fama hasta Europa. Su pasión y muerte fueron tan extraordinarias, que pronto su estela de santidad resonó hasta en los más remotos lugares del mundo.

En Colombia a sólo 5 años de su glorificación, los primeros misioneros Vicentinos (otrora Lazaristas), abrieron la Escuela Apostólica en Santa Rosa de Cabal (1894), donde a la sombra fascinante de este joven misionero, no pocos muchachos llegaron a la cima del sacerdocio y muchos más en la vida seglar, bebieron de su vida fascinante y de su ejemplo arrollador.

La hermosa oración que trato de analizar salida del corazón misionero de Perboyre, orada a los pies del sagrario antes y después de la celebración de la Eucaristía, meditada al leer las páginas del Evangelio, interiorizada ante el Crucifijo y vivida en el caminar polvoriento de la vida cotidiana misionera entre los pobres; también fue orada, reflexionada y vivida, por quienes con nosotros y antes de nosotros como él, hemos seguido las huellas de Jesús.

El hacer un análisis de esta hermosa oración compuesta por nuestro hermano, tiene para mí el peligro de hacer decir al Santo lo que él no experimentó ni quiso expresar. A pesar de ello, me atrevo a hacer estas reflexiones, intentando entrar en el campo de su experiencia de vida.

PERBOYRE Y CRISTO

1.         SU VIDA CIMENTADA EN JESUCRISTO

Desde su más tierna infancia Juan Gabriel Perboyre, ya en su casa, ya en el Seminario fue denominado como el “petit saint”. No sin razón por sus cualidades humanas de bondad, fraternidad, cercanía…sino también por su amor a Cristo en la Eucaristía, en el Crucifijo, en la lectura del N. T.
Ya la S. E. dice que “de la abundancia del corazón hablan los labios” (Mt 12, 35) y esto lo afirmaban sus compañeros de formación. En todo quería seguir a Cristo, en sus palabras, en sus comportamientos, llegando a ser con su radicalismo sencillo de cada día, un “alter Christus”. En la medida en que iba creciendo en su formación seminarística, se iba identificando más con el Señor. Qué gracia el que conservemos algunos de sus escritos, que son una mina espiritual para nuestra vida:

“Jesucristo, es el gran Maestro de la ciencia; es él solamente el que da la verdadera luz”.
“Sólo hay una cosa importante: conocer y amar a Jesucristo. Cuando estudie, pídale que él mismo le enseñe; si usted habla a alguien, pídale que le inspire lo que debe decir; si hay algo que hacer, pídale que le haga conocer lo que quiere de usted”.

Pero el conocimiento no era el de un académico e intelectual que leyera y conociera los textos referentes a Cristo, sino que además de conocerlos y saberlos, pasaba al seguimiento y a la imitación del Maestro:

“Jesucristo no vino solamente a la tierra para instruirnos con su doctrina, sino sobre todo para servirnos de modelo. Cuando su Padre nos lo envió, nos ha dicho a todos lo que en otro tiempo dijo a su siervo Moisés con respecto al tabernáculo: mira, y haz según el modelo que te ha sido mostrado en la montaña. El mismo Jesucristo nos ha dicho: ‘Yo les he dado ejemplo, para que hagan como me han visto hacer’ (...). No hay sino una cosa necesaria, nos dice Nuestro Señor en el Evangelio. ¿Pero cuál es esa única cosa necesaria? El imitarlo. (...) Hagamos como un pintor que arde en deseos de reproducir fielmente un cuadro de gran precio: tengamos los ojos continuamente fijos en Jesucristo. No nos contentemos en copiar un rasgo o dos de nuestro modelo, entremos en todos sus sentimientos, apropiémonos todas sus virtudes. Recomencemos y continuemos cada día sin jamás cansarnos. (...) Pero ¿cómo podremos llegar a experimentar perfectamente los rasgos de un modelo tan bello? Para esto basta que secundemos las operaciones del Espíritu Santo en nuestros corazones: ese divino Espíritu se aplica a formar en nosotros la imagen de Jesucristo por la efusión de sus dones”.


2.         Y ALIMENTADA EN LA EUCARISTÍA:


El amor a Nuestro Señor se hacía patente en su manera de prepararse a la celebración de la Santa Misa, en la acción de gracias tan tradicional en nuestra Familia, y en otras prácticas como lo dice S. Vicente en las RR.CC. X,3.20:

“El mejor medio para honrar esos misterios es el culto debido y la recepción digna de la Sagrada Eucaristía, como sacramento, y como sacrificio. Pues ella encierra en sí el resumen de los otros misterios de la fe, y además santifica y glorifica a las almas de los que la reciben bien y la celebran dignamente, con lo cual se da la gloria suprema al Dios uno y trino y al Verbo encarnado. Por todo ello nada nos ha de ser más querido que el dar a este sacramento y sacrificio el honor debido, y el procurar con todo interés que todos le den el mismo honor y reverencia. Haremos eso no permitiendo, según podamos, que se haga o se diga nada irreverente en contra de la Eucaristía; y también enseñando con celo a los demás qué se debe creer de este tan gran misterio y cómo se debe venerar”.

“Guárdense también otras costumbres loables de la Congregación, tales como ir a la iglesia y saludar a Cristo en la Eucaristía al salir de casa y al volver a ella”

Ante su vida diaria y sus fatigas, su más dulce consuelo era celebrar la Eucaristía y recibir a Jesús en su corazón: “No puedo estar contento, mientras no haya ofrecido el sacrificio de la misa”. En una de sus cartas escrita durante su viaje a la China, nos habla de la Eucaristía: “¡Oh! ¡Cómo se siente uno feliz sobre este vasto desierto del océano, al encontrarse de tiempo en tiempo en compañía de Nuestro Señor!”.

A un sacerdote que le contaba que no había celebrado la misa porque sentía un dolor de cabeza le dijo: “Ha hecho mal; Dios no pide la cabeza, El sólo pide el corazón”.
Para celebrar la misa lo hacía con gran cuidado, sin prisas, con piedad, sin rutina: “antes de celebrar la santa misa debemos esforzarnos por entrar en los mismas disposiciones con las que Nuestro Señor se ofrece por nosotros en el altar”.

3.         ORACIÓN

Este es el texto de la oración, traducción  fiel a las fuentes originales, versión de nuestro formador de Seminario Interno, P. Fenelón Castillo; c.m.:


¡Oh mi Salvador divino!
Por tu omnipotencia, por tu misericordia
infinitas, haz que yo pueda cambiar
y transformarme en Ti;
que mis manos sean tus manos y mi lengua
sea tu lengua; que mi cuerpo y mis sentidos,
 no sean si no para tu gloria.
Pero ante todo, transforma mi alma y
todas sus potencias: que mi memoria,
mi inteligencia, mi voluntad, sean
como tu memoria, tu inteligencia,
tu voluntad; que mis actos y
mis sentimientos sean como los tuyos.
Y que así como el Padre dijo de Ti:
Yo te he engendrado hoy”
lo pueda decir también de mí y aún añadir:
“Eres mi hijo amado en quien me complazco”.


4. APROXIMACIÓN Y ANÁLISIS DE LA ORACIÓN:

La famosa oración que conocemos y rezamos es de una gran profundidad. No se trata de una oración compuesta siguiendo un orden teológico y exegético especial. Es la plegaria nacida del corazón de un hombre de Dios, fruto de largos ratos a los pies del Maestro en el Sagrario, saboreada a lo largo de los años y que gracias a su sencillez vicentina nos la ha dejado como un legado y un tesoro invaluable, para quienes como él participamos del único sacerdocio de Cristo, que se prolonga hoy en medio y a pesar de nuestras falencias y debilidades.

a.         La oración nos hace pensar y descubrir el sabor paulino que hay en el fondo, nos remite sin duda entre otros textos a Gálatas 2, 20: "Yo vivo - ahora no soy yo - sino que Cristo vive en mí". Perboyre como el apóstol declara que su vida le pertenece a Dios. Está insertado en Cristo lo que no significa ser insensible a las dificultades del mundo, pues es algo con lo que día a día se tiene que batallar con la  gracia del Señor.

b.         La plegaria la inicia con la expresión “ !Oh mi Salvador…”! Frase que nos hace pensar en que está tomada de San Vicente, para quien esta expresión era no una muletilla retórica, sino la explicitación de lo que llevaba y vivía dentro de sí. Es Jesús quien ha tomado posesión de él, por tanto, la oración nos muestra no un rebuscamiento literario sino una experiencia de vida:

“Ilumínanos, Salvador mío, para que veamos a qué estamos apegados…” (SVP. XII, p. 530) “¡Oh Salvador, líbranos de este espíritu de sensualidad!”  (SVP. XII. p. 574).

c.         Por tu omnipotencia, por tu misericordia infinitas…. Los maestros espirituales nos hacen caer en cuenta que el “voluntarismo” ha estado muy en el fondo de nuestras espiritualidades, tanto ayer como hoy. Muestra de ello son expresiones como estas: “soy capaz”…”yo puedo”…”Esto no me es imposible”…que nos hacen vislumbrar el camino espiritual en el que el centro es el ser humano, con sus capacidades, dejando a un lado la fuerza del Señor, o si se lo tiene en cuenta es como un complemento a la lucha y al trabajo humano.
De una parte se destaca el poder de Dios, según la influencia propia de la filosofía griega pero nos muestra también las raíces bíblicas del Señor misericordioso de San Lucas que se abaja con un corazón tierno ante las llagas y las miserias humanas. Miserias que también experimenta nuestro misionero en sus realidades humanas.

d.         Haz que yo pueda transformarme en Ti…
En esta oración, notamos la primacía del Señor, “mi Salvador”, el Señor cercano, el Dios que va con nosotros inmerso en las fatigas. Al respecto es muy rico el texto de San Vicente en el que nos muestra la acción de Dios en sus creaturas: “Dios…Trabaja con el artesano en su taller, con la mujer en su tarea, con la hormiga, con la abeja, para que hagan su recolección, y esto incesantemente y sin parar jamás. (SVP. IX, 1. p. 444). El mismo Fundador insiste en que el artífice de todo es Dios, nosotros meros instrumentos dóciles.
Esta oración es fruto de la virtud de la humildad que él había interiorizado en su vida, en la que muestra al Señor en el centro de su vida, y su sencilla docilidad a la gracia.

e.         Que mis manos…
Los biblistas modernos nos han hecho tomar conciencia de que la actividad de Jesús está sostenida con la “gestualidad”: Los gestos van más allá de las palabras…no pide el don de la palabra, ésta la tienen los oradores públicos y los políticos en sus plazas…Las manos pueden curar o herir, acariciar o golpear, acoger o rechazar…Ruega que sus manos sean para saludar a los chinos y mostrarles su proximidad, cuando no puede hablarles por lo complicado de la lengua, son manos para abrir la puerta de su casa misionera y hacer entrar a los pobres que tocan en ella, son manos para acariciar los niños, confortar a los enfermos, son manos para bendecir, manos para tomar el pan y el vino y elevarlo al cielo para que se conviertan en el cuerpo y la sangre de Jesús…son manos que se alzan para perdonar los pecados…y manos que se abajan para ungir con el óleo de la salud… en definitiva, la manos del misionero han de ser las manos de Jesús en el hoy de la vida y la historia de los pobres…


f.    Mi lengua…
Entre los textos bíblicos, uno que debió animar a Juan Gabriel fue éste: “Si alguien nunca falla en lo que dice, es una persona perfecta, capaz también de controlar todo su cuerpo” (St 3,2).
La palabra cura o hiere, acerca o aleja, anima o desalienta…en el caso del sacerdote ha de ser por antonomasia palabra de bendición, de cariño, de anuncio de la buena nueva… Nuestro mártir pide al Señor que su palabra sea buena, verdadera y la necesaria para que sea como la de Jesús, palabra de consuelo, alegría, paz y de vida eterna.

Si el Señor va transformando sus manos, su lengua, va también transformando todo su ser. Si el sacerdote es una persona indivisa, sin dobles agendas y está en manos del Señor, así como la piedra echada en el lago y va haciendo ondas concéntricas hasta abarcarlo todo, de manera similar el Señor va transformando al sacerdote y al misionero hasta en lo más profundo de su ser.

El Padre Perboyre era consciente de que como sacerdote, actuaba "in persona Christi Capitis”, de quien recibe la facultad de actuar por el poder del mismo Cristo a quien representa. Bien experimentaba en su vida, que seguía siendo hombre de carne y hueso y sufriendo todas las tentaciones de los hombres: afán de poder, de riquezas, de pasiones carnales; tal como Cristo mismo aceptó sufrir en el desierto. Pero sobremanera, humildemente suplica que sus manos consagradas sean siempre para bendecir, consagrar, levantar al pobre…y su lengua para proclamar no sus palabras sino las del Maestro, para predicar la Buena Nueva, no los discursos del mundo, que todos sus sentidos vayan encaminados a la gloria del Señor y a buscar el bien de las almas, pero preferencialmente los pobres.

g.  "Pero ante todo transforma mi alma y todas sus potencias…”
Este extracto de una conferencia del Fundador, bien pudo leerlo e interiorizarlo nuestro santo. De tal manera lo vivenció, por eso convencido de la lucha que tenía en su naturaleza, hace que pida al Señor lo transforme profundamente: “procuremos, hermanos míos, hacernos interiores, hacer que Jesucristo reine en nosotros; busquemos, salgamos de ese estado de tibieza y de disipación, de esa situación secular y profana, que hace que nos ocupemos de los objetos que nos muestran los sentidos, sin pensar en el creador que los ha hecho, sin hacer oración para desprendernos de los bienes de la tierra y sin buscar el soberano bien. Busquemos, pues, hermanos míos. ¿El qué? Busquemos la gloria de Dios, busquemos el reino de Jesucristo” (SVP. XI, 3 Pag. 430).

h.    “Mi memoria…mi inteligencia… mi voluntad
Sí, pasa finalmente a pedir al Señor que luego de haberlo purificado en el cuerpo siga haciéndolo en la memoria, la inteligencia, la voluntad.
Aquí en este campo ha sido muy iluminador el aporte, que me ha hecho el P. Fernando Zapata, de la Diócesis de Caldas, colaboración que agradezco inmensamente y que expongo a continuación.
Memoria: para volver con el corazón a aquel momento del llamado, acontecimiento fundante que lo movió a la entrega al Señor, para recrearse en el Espíritu; en aquel que como  a  los Doce -discípulos y apóstoles-  Jesús los envió a anunciar el Reino.

Perboyre hizo memoria de palabras y acontecimientos del Maestro, y  tuvo muy en su corazón cuidarse de caer en  aquellas palabras pronunciadas por el autor sagrado, a la Iglesia de Efeso (Ap 2, 4). Fue -casi en todo-, un hombre fiel al amor primero.

Inteligencia: para discernir el Nous de Dios, que trasciende todo intelecto humano. La inteligencia es el conocimiento hecho vida, a través de la sal del amor,  que da sabor  y sentido a la existencia del hombre.  Todo esto se logra después de un discernir  entre lo divino y lo humano, entre aquello que Jesús reprochó a Pedro: “piensas como los hombres y no como Dios” (Mt 16,23).

La inteligencia de Perboyre como la de  muchos hombres de Dios, se reflejó en su capacidad de orar, aconsejar,  y vivir el evangelio, para llevar la sabiduría eterna de Dios a  pobres.

 Voluntad: que vence todo vicio y pasión, voluntad como fuerza, como casa de la libertad que permite elegir con sabiduría  lo virtuoso y hacer de la vida un hábito de servir, amable y alegremente al otro, de entrega.

Para Perboyre, Jesucristo se convirtió en  modelo paradigmático de virtud,  a partir de su entrega; por ello para él la Eucaristía ocupó el lugar más importante en su corazón, Perboyre centró su corazón en el “Hoy” eucarístico, ella dejó de ser mera “anamnesis”, para convertirse en el “memorial”, de la pasión, muerte y resurrección del Señor, por ello Perboyre,  entregó su vida  como la de Jesús, mostrando aquello que el evangelista ponía en labios del maestro en la última cena: nadie tiene amor más grande, que el que da la vida  por sus amigos ( Jn 15, 13).

i.   “Y así como el Padre dijo de mi…”
Hecho el camino de la vida, finalmente llega la meta definitiva, se sube al Tabor de la santidad. ¿Qué más se espera? Se ha recorrido el peregrinaje de la dura y lenta cristificación en la vida misionera. Ha afrontado la vida que ha ido purificando constantemente, ha vivido el regalo de la dignidad de hijo de Dios en el sacerdocio misionero vicentino, que ha cuidado con gozo y agradecimiento. Ahora con San Pablo puede decir: “He combatido el buen combate, he concluido mi carrera, he conservado la fe. Sólo me queda recibir la corona de la salvación, que aquel día me dará el Señor, juez justo, y no sólo a mí, sino también a todos los que esperan con amor su venida gloriosa” (2 Tim 4, 6-8.17-18) y ser proclamado por el Padre, así como el Padre lo hizo con Cristo: “este es mi Hijo amado en quien tengo mis complacencias” (Mt 17, 5).


CONCLUSIÓN:

Algunas reflexiones que nos pueden ayudar, para hacer que esta oración no se convierta como otras muchas que sabemos o que podemos recitar, en una oración mecánica y sin sentido. Quiero que esta oración, tanto a obispos, sacerdotes, diáconos, hermanos, como a seminaristas vicentinos, sea un instrumento providencial que nos lleve a hacer de ella vida de nuestra vida.
-          Sólo viviendo una relación consciente y cada vez más comprometida con Jesús,  podemos llegar a transformarnos en El, y a saber escuchar hoy su voz en la vida del mundo, de la Iglesia, de la Comunidad y de los pobres los nuevos crucificados de nuestro mundo.

-          En un mundo como el nuestro, que ha perdido la esperanza, la oración nos lleva a volver los ojos, los oídos, nuestro corazón, en una palabra todo nuestro ser, para recuperar la esperanza y llenarnos de los sentimientos de Cristo y así llenar al mundo de su amor, su espíritu y su misericordia.

-          Nuestra adhesión a Cristo, nos lleva al trabajo cotidiano, como el de Perboyre, a ponernos en guardia en la lucha contra las debilidades del cuerpo, para poder llegar a un equilibrio personal con Cristo y ser “imagen viva” o un “alter Christus”.

-          Ante tanta grandeza, la figura extraordinaria de nuestro santo, la vemos como una meta inabarcable e inalcansable, pero a la vez nos alienta la expresión de San Ignacio de Loyola, que mientras leía las historias de los grandes santos pensaba: "¿Y por qué no tratar de imitarlos? Si ellos pudieron llegar a ese grado de espiritualidad, ¿por qué no lo voy a lograr yo? ¿Por qué no tratar de ser como San Francisco, Santo Domingo? Estos hombres estaban hechos del mismo barro que yo. ¿Por qué no esforzarme por llegar al grado que ellos alcanzaron?…”


Medellín, 17 de mayo de 2015

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Corazón de Paúl Stereo