Bienvenidos a Corazón de Paúl- @Corazondepaul- Corazón de Paúl TV - www.corazondepaul.com
Corazón de Paúl es administrado por un seminarista vicentino- Medio de comunicación y de difusión alternativo de la familia vicentina de américa latina---- tus mensajes a corazondepaul@gmail.com

jueves, 21 de noviembre de 2013

CARTA DEL PADRE GENERAL CON MOTIVO DE LA FIESTA DE LA MILAGROSA

Carta del Superior General, G. Gregory Gay, con motivo de la fiesta de la Virgen Milagrosa


gregory_gay_c_mRoma, 18 de Noviembre de 2013
A los miembros de la Familia Vicenciana
¡La gracia y la paz de nuestro Señor Jesucristo habiten en tu corazón ahora y siempre!
Queridos miembros de la Familia Vicenciana,
Hace poco tiempo he recibido una carta de una Hija de la Caridad que quería compartir conmigo su pensamiento sobre cómo podemos nosotros, como Familia Vicenciana, responder a la llamada del Papa Francisco con la oración por la paz en Siria y en todo el mundo a través de nuestra herencia histórica: la Medalla Milagrosa. Leyendo su carta, he sentido que el Espíritu Santo ha hablado por medio de ella a mi corazón. He pedido a la Hermana profundizar su pensamiento, desarrollarlo y mandármelo para que yo pueda compartirlo con otros miembros de la Familia Vicenciana, con ocasión de la fiesta de la Virgen de la Medalla Milagrosa. En esta carta encontrarán sus ideas que yo apoyo con todo mi corazón y quiero recomendar a su  meditación y práctica.
Ante la estatua de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, que juntamente con la del Crucifijo se encuentra sin duda en toda capilla o iglesia vicenciana, veo a menudo un reflejo de lo que está sucediendo en nuestro mundo. A través de toda la tierra se siente el olor del mal: dictadura del dinero, xenofobias, tráfico humano, abusos sexuales, extorsiones, esclavitud moderna, violencia de todo tipo hasta los conflictos de guerra. El Mal produce mucho ruido para provocar en el ser humano emociones de miedo. Se repite el escenario del comienzo de la humanidad, cuando Adán dijo a Dios: “He sentido tu voz en el jardín, y tuve miedo, porque estoy desnudo; por eso me escondí”. (Gen 3, 10) También hoy los hombres y las mujeres tienen miedo de Dios. Temen sus claras exigencias. Aceptan de buena gana propuestas seductoras y brumosas del Maligno, a pesar de que sienten que son engañosas y llevan a la esclavitud. La narración del comienzo de la creación, referida en el libro del Génesis, sin embargo, no consiste sólo en la descripción del pecado. ¡Encontramos también la promesa de la esperanza para la humanidad! Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa es la expresión concreta de esta esperanza, porque presenta una Mujer vestida de sol que pisa la cabeza de la serpiente. Esta imagen nos asegura que Dios tiene siempre la solución preparada para nuestra situación, que puede ser incluso peor.
A menudo me sorprende una realidad: por todas partes, en el mundo, encontramos distintas y bellísimas imágenes de la Virgen en diversas formas de reproducción, pero imagen de la Virgo Potens con el globo – es algo como la herencia familiar de nuestra Familia Vicenciana. Imagen de la Virgo Potens, que pisa la cabeza de la serpiente arrastrándose sobre la tierra – es un gran simbolismo. Contra el ruidoso y astuto mal no se combate sólo con los medios humanos sino, en silencio, con los “modestos” medios de Dios y con una gran confianza en su ayuda. Lo siento como una exigencia urgente, que todos nosotros  nos abramos a esta oferta de Dios que poseemos.
En París, en rue du Bac, el 27 de noviembre de 1830, durante las apariciones a Santa Catalina, la Señora ha presentado su papel en el proyecto de la salvación. En la primera imagen, la misma Señora sobre el globo. Bajo los pies, tiene la serpiente de color verdoso con las manchas amarillas. En las manos, mantiene el globo de oro con una pequeña cruz. Santa Catalina ha anotado el color verde de la serpiente con las manchas amarillas: ha serpenteado sobre la tierra. En estos colores está bien disfrazado: es difícil reconocerlo en el terreno de nuestra vida.
El Padre J. Eyler, CM, en el libro Inmaculada y su Medalla, dice que cuando analizamos el contenido de las apariciones de la Virgen, reconocida por la Iglesia, no debemos buscarlo sólo en sus palabras. Las palabras están acompañadas por el comportamiento y los gestos simbólicos en los que está escondida la enseñanza a la que debemos dirigir la atención.
En el diálogo con Sor Dufés describe Catalina la primera visión: “La Virgen tenía en sus manos el globo. Jamás he visto esta imagen.” Sor Dufés ha entendido el sentido: “Se trata del misterio de la Madre, Reina del Universo. La Virgen guarda y lleva la tierra a Dios en ofrenda”.
La segunda imagen de la visión hace ver: sobre las manos de la Virgen aparecen los anillos con las piedras preciosas, las manos están extendidas sobre la tierra, las gemas emiten bellísimos rayos luminosos que tocan la tierra. “Belleza y luminosidad de los rayos, son el símbolo de las gracias que difundo sobre aquellos que las piden… Piedras, que no irradian la luz, representan las gracias que las personas olvidan pedir”. Catalina añade: “Ella me ha hecho comprender que siente gozo cuando la suplicamos. Como es magnánima con todos los que piden las gracias, encuentra gran alegría cuando las distribuye.”
Alrededor de la Virgen aparece el marco con la inscripción: “Oh María, sin pecado concebida, rogad por nosotros que recurrimos a vos”, evidenciada con las letras en oro. He sentido la voz interior “Haz acuñar una medalla. Los que la lleven con confianza recibirán muchas gracias.”
El obsequio de la Medalla es un magnífico gesto de confianza. Es una prueba grande de la bondad de Dios. Es una llamada a la colaboración que respeta plenamente la dignidad y la libertad del ser humano. Dios envía la Inmaculada con los brazos llenos de gracias, para que a nosotros, engañados por el maligno, nos ilumine la senda de la salvación. Ella nos ayuda a descubrir la astucia del mal. Ella ha recibido la misión de pisar la cabeza de la serpiente. Los hombres y las mujeres solos no logran liberarse. A pesar de todo, Dios respeta nuestra libertad y pide nuestra colaboración. Las palabras escritas sobre la Medalla nos llaman a la plegaria. Esta es nuestra aportación a la colaboración. Los que aceptan la Medalla y con confianza dicen la súplica escrita – con letras de oro- recibirán muchas gracias por mediación de la Virgen. Ella no nos impone las gracias que no pedimos. En la libertad tenemos lo que queremos, lo que pedimos.
Durante el diálogo de la noche del 18 al 19 de julio de 1830 la Virgen había predicho muchas cosas que se cumplirían a su debido tiempo. Es importante volver a él en nuestras meditaciones para obtener aliento y luz para la situación actual. Las palabras de la Virgen están llenas de ternura y estímulo “Siempre he velado sobre vosotros. Suplicaré para vosotros muchas gracias. Llegarán tiempos, cuando el peligro será grande. Algunos pensarán que todo se ha perdido, pero yo estaré con vosotros. ¡Tened confianza! Yo estaré con vosotros; El Buen Dios y San Vicente protegerán ambas Compañías. No perdáis el ánimo…” ¡Qué bien se escuchan estas palabras! La Virgen pone, sin embargo, una condición: nuestra fidelidad. Podemos pensar que esas promesas han sido dadas sólo para los tiempos difíciles de la Revolución en Francia pero, de hecho, han sido dadas para ambas Compañías enteras; por tanto, en todas partes, donde ya se habían difundido.
En su carta circular del 8 de septiembre de 1843 escribe el P. Etienne: “Debemosreconocer la clara intervención de la Inmaculada, que nos ha dado tales signos extraordinarios de su amor. A través de su poderosa intercesión ante Dios, ha conseguido que nuestras dos familias espirituales no mueran en las calamidades y desgracias que él utilizará para la renovación de la fe…
En la historia, nuestra Familia Vicenciana ha experimentado muchas veces la ayuda de la Inmaculada. Ella también nos ayudará ahora, si se lo pedimos. La Medalla Milagrosa es un don grande y un tesoro que se nos ha confiado para todos; por eso ha sido difundida fácilmente en todo el mundo, pero en nuestra Familia goza de una devoción particular y estima.
En este momento estamos preocupados por el futuro de la humanidad, y sentimos la necesidad de responder a la llamada del Papa Francisco para orar por la paz en Siria y en todo el mundo, y para que los conflictos se resuelvan en el diálogo sobre la mesa y no en el campo de batalla. Podemos hacerlo en el espíritu del gran misterio que se nos ha regalado, y por eso pido a toda nuestra Familia Vicenciana: unámonos en la oración que de modo particular nos ha preparado Nuestra Señora, Madre de Dios y Madre nuestra, y cada uno de nosotros diga con frecuencia cada día la oración relámpago: “Oh María sin pecado concebida, rogad por nosotros que recurrimos a vos”.
Oremos a la Virgo Potens por nuestros hermanos y hermanas que sufren. Ella entiende bien qué significa el sufrimiento: la cruz, la letra M y los signos de sufrimiento sobre el corazón de Jesús y María, en la Medalla, son muy elocuentes.
La Familia Vicenciana es grande, difundida en todo el mundo. Si de todas las partes del mundo sube esta plegaria, la Virgen guiará nuestro mundo turbado hacia Dios. Esta súplica sencilla puede decirla cada uno en todas partes: trabajando, conduciendo el coche, en el campo, en el hospital, sirviendo a un pobre – es más, puede decirla juntamente con él.
Lleguemos a ser magnánimos, diligentes y creativos como nuestros Santos Fundadores. Dejémonos implicar en esta lucha contra el mal, guiados por la Inmaculada. Difundamos la Medalla Milagrosa, enseñemos a la gente a decir esta breve súplica, como lo han hecho los misioneros y las Hermanas cuando apareció la Medalla. Meditemos sobre los misterios que Dios ha confiado a nuestras Compañías, y empeñémonos en la colaboración para la salvación del mundo.
Su hermano en san Vicente,
G. Gregory Gay,
CM. Superior General

sábado, 16 de noviembre de 2013

Foto Realmente Sorprendente y Milagrosa de Jesús en los Campos de con los Discipulos

Foto Realmente Sorprendente y Milagrosa de Jesús en los Campos de con los Discípulos
COPAUL TV, quiere traer está historia que hemos encontrado con nuestro equipo investigativo, la verdad ha marcado a todos los miembros de la asociación y por este motivo la traemos a nuestro blog. 

¿Foto a personas reales tomada de una pintura?

Hay una foto supuestamente “milagrosa” de Jesús y los Apóstoles (con José de Arimatea y más atrás el joven Juan y otros apóstoles) en blanco y negro, que la famosa mística y vidente María Esperanza de Venezuela (actualmente en proceso de beatificación) guardó en su dormitorio, y que coincide exactamente con el cuadro pintado por Johannes Raphael Wehle.


Se trata de una fotografía que aparenta haberse tomado al cuadro pintado por Johannes Raphael Wehle del 1900, porque es idéntica, pero que un análisis más pormenorizado muestra que fue tomada a personas reales no a personas pintadas. Esta fotografía “milagrosa” estuvo hasta su muerte en el dormitorio de la vidente venezolana María Esperanza, que está en proceso de beatificación.
Todos parecen estar de pie a lo largo de una costa, que de hecho podría ser el río de la Biblia. No hay “agua” (en la versión de la foto) y hay una colina en el fondo. Pero el agua es un campo de trigo.

LA CONSERVÓ MARÍA ESPERANZA

Esto significa algo para nosotros porque María Esperanza la conservó y ella no sólo tenía una intuición notable sino que también supuestamente vio a la Santísima Virgen, a santos, y de vez en cuando al Señor mismo, lo que significa que la foto debe haberse parecido a lo que ella misma “vio”.
La foto es blanco y negro.
La historia, transmitida a través de un sacerdote que está cerca de la familia, era que una mujer a la que había conocido había orado fervientemente para saber lo que Jesús realmente veía durante su visita a la Tierra Santa (en 1950) y tenía un compañero que tomó una foto en la dirección del río Jordán (donde, por supuesto, Cristo fue bautizado, y donde Él estuvo, sin duda, en otras ocasiones también). Y allí salió la famosa foto que es sin duda única.
Pero llama la atención, sin embargo, que hay un cuadro pintado por un artista alemán llamado Johannes Raphael Wehle que es sorprendentemente similar a la foto de que hablamos; idéntica. La pintura fue hecha alrededor de 1900, y uno no puede imaginar que una foto en negro y blanco del mismo óleo como podría resultar “milagrosa”.
Otros relatos de la foto, que han estado circulando durante años, es que ha sido tomada durante la década de 1970 en el Muro Occidental de Jerusalén. 
Con esta información llegamos a la conclusión de que con toda probabilidad la pintura no parece milagrosa, pero quizás sí en relación a la fotografía que anda circulando.
Porque la foto que es idéntica a la pintura y tiene la particularidad de no parecer figuras de un cuadro sino  personas reales.

OPINAN LOS EXPERTOS

Es necesario entonces la participación de expertos. Después de un análisis minucioso, uno de ellos, Rich Catti, de Somers, de Nueva York, llegó a la conclusión de que la fotografía de la que hemos estado hablando: es una imagen de personas reales y no una fotografía del óleo de Johannes Raphael Wehle.
Óleo Cristo en los campos de cereales , de Johannes Raphael Wehle
Foto directamente sacada al óleo
Foto milagrosa
La llamada fotografía milagrosa NO es una fotografía de la pintura al óleo de JR Wehle (“Jesús entre los campos de trigo”), sino una fotografía de seres humanos. La imagen completa de la pintura al óleo es la foto de abajo del óleo y colores y más abajo está la fotografía “milagrosa”.
A continuación, se ha convertido una parte de la pintura al óleo original en blanco y negro para los propósitos de la comparación de la “fotografía milagrosa”.
Supuestamente José de Arimatea: izquierda la foto milagrosa y derecha la foto tomada del óleo
Arriba en el lado izquierdo hay una parte de la fotografía milagrosa (se cree que José de Arimatea) en comparación con la imagen en la pintura al óleo. La de la izquierda es claramente una foto de un ser humano, mientras que la de la derecha (pintura al óleo) es hecha por un artista.
Foto de Jesucristo: izquierda la foto milagrosa y derecha la foto tomada del óleo
La imagen de la izquierda (el Señor Jesús) también parece ser una fotografía donde la dirección de la cabeza es diferente que en la imagen de la derecha, que está mirando hacia abajo. Además, la imagen de la izquierda es claramente una fotografía de un ser humano y no la interpretación de un artista como en la imagen de la derecha.
Foto supuestamente de San Juan: izquierda la foto milagrosa y derecha la foto tomada del óleo
Por último, la imagen [arriba] se cree que es el joven San Juan (algunos han pensado que es María de Magdala, pero no es correcto, ya que es claramente un hombre, la ropa es de un varón y no tiene cubierta la cabeza como era requerido a las mujeres en los tiempos de Nuestro Señor): la imagen de la izquierda es también claramente una fotografía y no la interpretación de un artista como en la imagen de la derecha.
Conclusión: el ojo inexperto y no calificado no puede determinar la diferencia entre la fotografía y la pintura al óleo a primera vista. La mayoría de las personas dirían que son lo mismo, pero no los son. Únicamente una persona con habilidades artísticas y un entendedor de la diferencia entre una fotografía y una pintura al óleo puede hacer esta determinación.

EL MISTERIO AUMENTA

Cubierta del CD
La de encima es la cubierta para un álbum en CD publicado por la Fundación Instituto Bíblico. En el folleto del CD se afirma: El arte de la cubierta para esta grabación es de una impresión de la colección de arte Anvil House de Johann R. Wehle. La obra retrata a los discípulos siguiendo a Cristo a través de un campo de trigo.
Vamos a comparar la fotografía milagrosa, la pintura al óleo y ahora la tercera imagen indicada como una impresión de la colección de arte Anvil House.
Supuestamente José de Arimatea: izquierda la foto milagrosa y derecha la foto tomada de la tapa del CD
La imagen de la izquierda (la fotografía milagrosa) de José de Arimatea es más similar a la imagen de la colección de arte Anvil House. Sin embargo, si nos fijamos en la nariz de la imagen en la fotografía milagrosa y la nariz en la imagen Anvil House, verá que existe una diferencia; es más ancha y más corta, y la imagen de la derecha tiene una nariz más larga y más estrecha. Finalmente, la fuente de luz en la foto milagrosa es claramente desde arriba, el sol, provocando un “efecto de blanqueamiento”, mientras que esto no está presente en la imagen de la derecha.
Conclusiónla imagen de la izquierda es claramente una fotografía de una persona viva, mientras que las otras imágenes son interpretaciones artistas.
Foto de Jesucristo: izquierda la foto milagrosa y derecha la foto tomada de la tapa del CD
Los mismos hechos son válidas para la imagen de Nuestro Señor. Tenga en cuenta el reflejo del sol en la parte superior de su cabeza y en sus mejillas en la foto milagrosa de la izquierda. El resto de su cara está en la sombra en la fotografía: el lado izquierdo de su cabeza y sus cabellos y el cuello. Observe cómo el artista ilumina el cuello, la parte izquierda de la cabeza del Señor, y el pelo en la pintura.
Conclusión: la imagen de la izquierda es la de un ser humano, mientras que la otra es una interpretación artística.
La imagen de la izquierda es diferente a la otra.
Sin embargo, incluso cuando la imagen de la colección de Anvil House esajustada por saturación de color, brillo y contraste, existen diferencias significativas en las imágenes a la de la foto milagrosa, en la túnica bañada en la luz del sol, al igual que la parte superior de la cabeza y la cara. El artista muestra la imagen completa del pelo, ojos, nariz y boca. Mientras el artista tiene una expresión de luz solar en la parte superior de la cabeza, ningún artista pinta a un ser humano de la forma en que aparecería en una fotografía tomada de la persona al aire libre con la luz del sol lavando su imagen de la manera que lo haría en una fotografía.
En conclusión, la fotografía milagrosa no es una fotografía de la obra original del óleo de Wehle o una fotografía de la imagen de Anvil House representada en la portada por la Fundación Instituto Bíblico para el CD de música.
Si la “foto milagrosa” es el de Nuestro Señor en los campos de trigo no sabemos. No se trata de una fotografía de pinturas al óleo o cualquier tipo de pintura, es una fotografía real de seres humanos vivos.
Quizá Johannes Raphael Wehle vio esta fotografía y de ella hizo su pintura, pero esto es dudoso ya que la mayoría de los cuentos establecen que fotografía milagrosa fue tomada ya sea en el 1950 o al final de 1970.
Otros sitios web claman que la fotografía milagrosa es falsa, que es una fotografía de esta pintura, que es una reproducción de la original del pintor de Dresden, Wehle.
Sin embargo, tenemos el mismo conjunto de problemas. A la izquierda está la fotografía milagrosa, a la derecha la foto de la reproducción de la pintura original por Wehle.
Foto supuestamente de San Juan: izquierda la foto milagrosa y derecha la foto tomada de la tapa del CD
Podemos observar que hay diferentes versiones de obras de arte diferentes, y también ciertos detalles, como la mano del hombre que conduce el pequeño grupo detrás de “Juan”, en el extremo derecho de la fotografía, nos hace contemplar de nuevo la posibilidad que desde ciertos ángulos una foto de una pintura o de una versión diferente pueden tener las variaciones antes mencionadas.
¿Podría ser que el Cielo permitiera la imagen mostrada a una mujer hace décadas en la Tierra Santa sea similar a la ilustración con el fin de dejar espacio para fe?
Fuentes: Spirit Daily, Signos de estos Tiempos


viernes, 8 de noviembre de 2013

BEATO PEDRO RENATO ROGUE, C.M.

BEATO PEDRO RENATO ROGUE, C.M.
Mártir de la Eucaristía y de la Caridad
(1758 . 1796)
Fiesta el día 02 de Septiembre


Nace el 11 de junio de 1758 en la ciudad de Vannes de la Bretaña francesa, en el seno del matrimonio formado por Claudio Renato Rogue y Francisca Loiseau, siendo bautizado el día siguiente de su nacimiento y se le impuso el nombre de Pierre-René. No llegó a conocer a su padre que murió a los tres años de nacer él en uno de sus continuos viajes con el fin de conseguir mercancías para el pequeño comercio que poseían en peletería y sombrerería.

La ausencia del padre fue llenada por la Sra. Francisca que fue para él padre y madre y quien lo educó en la vida cristiana infundiéndole sólidos valores que Pedro Renato supo asimilar. Confío su instrucción a los Padres Jesuitas del colegio Saint Yves. Formó parte de la Congregación mariana del Colegio y en ella profundizó en la devoción a la Virgen que le perduraría durante toda su vida.

Cuando fue suprimida la Compañía de Jesús, este colegio pasó a la dirección de sacerdotes del clero diocesano.

Al terminar sus estudios de humanidades, volvió a casa, tenía diecisiete años, era bajito de estatura y no gozaba de muy buena salud. Sentía un brote vocacional al sacerdocio pero se preguntaba si ¿le admitirían en el Seminario? Después de un año de pensarlo, meditarlo y discernirlo con los parientes de su madre en Bourges, decidió llamar a las puertas del seminario diocesano de su ciudad natal, que estaba regentado por los Padres de la Misión, Hijos de San Vicente de Paúl, desde el año 1702.

En la parroquia de Nuestra Señora de Mené, que estaba al lado del seminario y de manos del Obispo de la diócesis, Mons, Sebastián Miguel Amelot, recibió primero la tonsura el 15 de marzo de 1777; las Ordenes menores el 20 de marzo de 1779; el Subdiaconado el 23 de septiembre de 1780, el Diaconado el 22 de septiembre de 1781 y por último, el Presbiterado el 21 de septiembre de 1782, celebrando su primera misa en dicha iglesia el día siguiente a su ordenación.

Su primer destino no fue una parroquia, como solía ser para la mayoría de los neosacerdotes, sino que su obispo le encomienda la capellanía de la Casa de Ejercicios espirituales y retiro para mujeres, donde continuó su dedicación a la oración y al estudio.

Es en este tiempo, motivado por la vida ejemplar de aquellos Padres, que fueron sus maestros en el seminario, cuando Pedro Renato va descubriendo la llamada del Señor para entrar en la Congregación de la Misión. Y con la ayuda de Dios y la bendición de su madre, emprendió viaje a París, para ingresar en el Seminario Interno de San Lázaro; aquel enorme caserón donde vivió muchos años San Vicente de Paúl.

Llega a la Casa Madre el 25 de octubre de 1786 y como ya era sacerdote y se había formado con los Padres de la Misión, el Superior General, ante la necesidad de un profesor de teología dogmática en el seminario mayor de Vannes, le envía allá, para que al mismo tiempo que realiza su Seminario Interno, diera clases. Así que al comenzar el año 1787, vemos al P. Pierre-René en el seminario de su tierra natal, para mayor contento y alegría de su madre y de cuantas personas que habían convivido con él.

Emitió sus votos el 26 de octubre de 1788 y al tiempo de dar sus clases de teología dogmática en el seminario, ejerce como vicario en la parroquia Nuestra Señora de Mené, la misma que ya vio como recibía las distintas órdenes hasta llegar a sacerdote. Y en esa situación se encontraba cuando el 12 de julio de 1790 fue votada en París por la Asamblea Constituyente la Constitución Civil del Clero. Junto a un grupo de sacerdotes de Vannes, la estudió llegando a la siguiente conclusión:

«El Estado no tiene derecho a modificar la constitución de la Iglesia. Si se acepta esta ley, la Iglesia de Francia conocerá la misma situación que la de Inglaterra: el Papa ya no será la cabeza; será el Rey quien regirá la Iglesia, nuestra Iglesia dejará de ser católica y será nacional. Por tanto debemos seguir a la Iglesia y no aceptar separarnos jamás de ella»

Debido a esta negativa el Obispo es expulsado por las autoridades municipales y su palacio saqueado lo mismo que el seminario. Sus bienes confiscados, los sacerdotes dispersados, deportados o encarcelados y los seminaristas enviados a sus casas.

Nuestro P. Rogue elige quedarse por fidelidad a su vocación y a su pueblo «El buen pastor no abandona a sus ovejas» y en la clandestinidad sigue visitando a sus feligreses y reuniéndose en casas amigas para celebrar la Eucaristía y los demás sacramentos, atendía a los enfermos y ayudaba a los seminaristas que acudían a él.

La Nochebuena de 1795 el P. Pierre-René Rogue acompañado de un feligrés salió a repartir la Sagrada Eucaristía cuando nota que le siguen dos .patriotas. y pide a su compañero que se aleje para que no le agarren. Él es aprehendido y conducido a la oficina departamental. Los magistrados que allí había, todos amigos o conocidos del P. Rogue, trataron de que escapara, pero él no quiso para no comprometerles. Lo que si les pidió y le fue concedido es consumir las hostias consagradas, retirado y de rodillas. Le condujeron a la cárcel en donde se encontró con muchos sacerdotes conocidos y amigos. El 2 de marzo de 1796, es llevado ante el tribunal (que paradoja) que estaba en la que fuera casa de
Ejercicios y Retiro para Mujeres en donde comenzó su ministerio sacerdotal. La sentencia se dictó clara y sonora: Condenado a morir en la guillotina.


Ya está todo preparado para la ejecución. El P. Pierre- René es conducido a la plaza del mercado de la ciudad. Son las tres de la tarde del día tres de marzo de 1796. Durante el trayecto se despide de personas y lugares queridos bendiciéndolos de todo corazón. Hay mucha gente entre los mirones. El verdugo también reconoce al Padre, se detiene un momento. El P. Rogue le anima: «Amigo, cumple con tu deber» Y elevando como Jesús sus ojos al cielo, ora: «Señor, en tus manos encomiendo mi espíritu». La guillotina cortó su cabeza.
Se inició el proceso para su beatificación el año 1908. Y el Papa Pío XI, el 10 de

Mayo de 1934, en la Basílica de San Pedro, mandó inscribir a Pedro Renato Rogue en el número de los beatos.

ORACIONES DE LOS BEATOS MÁRTIRES ESPAÑOLES

ORACIONES DE LOS BEATOS MÁRTIRES ESPAÑOLES


P. Fortunato Velasco
P. Leoncio Pérez
Hno. Luis Aguirre


 
 
P. Antonio Carmaniú
P. Ireneo Rodríguez
P. Gregorio Cermeño

 


P. Vicente Vilumbrales
Hno. Narciso Pascual
P. Tomás Pallarés

 


Hno. Salustiano González
P. Ricardo Atanes
P. Pelayo José Granado





P. Amado García
P. Andrés Avelino

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Corazón de Paúl Stereo