ENCUENTRO DE FORMACIÓN DE FORMADORES CLAPVI 3 DÍA

CONFRENCIA LATINOAMERICANA
DE PROVINCIAS VICENTINAS
-CLAPVI-

V CURSO DE FORMACIÓN DE FORMADORES
Seminario “Villa Paúl”
Miércoles 3 de Febrero de 2016      

RATIO FORMATIONIS – CAPÍTULO III
CRONICA TERCER DÍA
P. José Jair Vélez Duque, C.M
P. Pepe Adolfo Sánchez Rincón, C.M

Los ponentes del día, P. Orlando Escobar, Superior Provincial, y Freddy Santamaría, profesor de la Universidad Pontificia Bolivariana, de Colombia. El tema del día, “La formación en la etapa previa al Seminario Interno”. La primera sesión estuvo a cargo del P. Orlando, quien introduce su presentación haciendo referencia al Perfil del candidato en la fase de orientación y discernimiento (p. 45). Este perfil se puede entender como un “aspirantado o seminario menor”.

Etapa previa al Seminario Interno: en esta etapa se prepara al joven para su ingreso al Seminario Interno. El proceso en todas las Provincias no siempre es igual, lo que se constata en la experiencia que comparten miembros de distintas Provincias. Estas experiencias de formación también  son parte y respuesta al proceso de reconfiguración que se viene dando en la Congregación de la Misión.

La teoría que presenta la Ratio Formationis en sus ocho capítulos, son fruto de la experiencia del trabajo que se ha venido realizando a los largo de muchos años de formación.

El ponente profundiza sobre las distintas dimensiones de la  formación en esta etapa, como son: la formación vicentina, la humana, espiritual, intelectual, apostólica y comunitaria. Para concluir su intervención, expone el “Perfil”  que se espera tener  en los candidatos al  llegar al final de la etapa previa al Seminario Interno (Cfr. Sección 3, pp 45-46).


 La segunda sesión de la mañana estuvo dirigida por el Profesor Freddy Santamaría, quien  expuso el tema “La Vocación Filosófica”. El ponente inicia haciendo alusión san Vicente, al Papa Benedicto, a la Ratio Formationis y  al Jesuita francisco Suárez, quienes coinciden que para hablar de teología es necesario hablar antes de filosofía.

La pregunta para quien ha sido llamado debe ser siempre ¿a qué somos llamados?, ¿cuál es nuestra férrea vocación?, ¿en qué se nos va la vida?, ¿para qué estamos dotados?


Su ponencia estuvo basada en siete presupuestos filosóficos que tratan de dar repuesta a los que significa la “Vocación Filosófica”. Son ellos:

-          La filosofía como herramienta para la reflexión acerca del llamado, de la vocación: pensar en el sentido de la vocación, pensar el sentido de la vida.

-          La filosofía como pilar de la formación del futuro sacerdote: pensar la historia de la filosofía para comprender lo que el hombre ha pensado durante su historia.

-          La filosofía como fundamento para entender el entramado conceptual de la teología: pensar no solamente en Dios sino pensar a Dios como “objeto” de conocimiento.

-          La filosofía como posibilidad de discernimiento constante: como forma de comprensión de Dios, del hombre y del mundo para pensar las injusticias sociales y mi opción por los más necesitados en un mundo sumido en la barbarie.

-          La filosofía como posibilidad de forjar una visión universal y holística para superar los sesgos de las visiones reduccionistas, excluyentes y parroquiales en un mundo de meras utilidades e injusticia.

-          La filosofía al servicio de la homilética, fermento de una buena predicación y camino para iluminar con la palabra las realidades de los feligreses. La filosofía como orientación y denuncia, como base para comprender las realidades del prójimo, de nuestro amo y señor: nuestro hermano el pobre.

-          La filosofía como forma de comprender, asumir (como opción en libertad) la vocación asumida: castidad, pobreza y obediencia. Asumirlos como opciones de realización no simplemente como renuncia o negación de la vida sino como posibilidad de vivir de “otro modo” en un mundo capitalista y superficial.

Al final de la presentación hubo un breve espacio para algunas preguntas y respuestas entre el ponente y los participantes, diálogo  que ayudó  a enriquecer lo ya expuesto. De aquí pasamos al comedor y luego  a la cancha de fútbol para hacer un poco de deporte. Ya en horas de la tarde, el P. Orlando Escobar nos entregó una síntesis sobre lo que dice la Iglesia acerca de la “Importancia de la filosofía en la formación de los futuros sacerdotes”, documento que fue trabajado y reflexionado por cada uno de los grupos.

Después del trabajo realizado y de un breve descanso, el mismo P. Orlando fue el moderador en el momento de la plenaria en la que  los grupos dieron  respuesta a las preguntas planteadas:

-          ¿Qué aspectos considera que es necesario atender especialmente en la formación de los futuros sacerdotes de sus provincias?

-          La formación de la madurez afectiva y sexual es uno de los aspectos de mayor cuidado hoy en los seminarios; dada la problemática que se está presentando a nivel de la formación inicial como a nivel del ejercicio sacerdotal. ¿Qué orientaciones encontrar y qué aplicación deducir a partir del N. 44 de la Exhortación Apostólica Postsinodal PASTORES DABO VOBIS?

-          Qué importancia tiene el estudio de la filosofía en el programa formativo de los candidatos en su provincia?

Concluida la plenaria, pasamos al rezo de vísperas para dar gracias a Dios por el  trabajo realizado durante el día.



La fe y la razón son como las dos alas
con las cuales el espíritu humano
se eleva  hacia la contemplación de la Verdad”
(Fides et Ratio, Juan Pablo II, 1.998)